Fin del Entroido 09

2 03 2009

El pasado viernes la ciudad de Pontevedra, un año más, y van ya 25, se volcaba en el entierro del animal más querido de la ciudad, del icono del carnaval pontevedrés, del Loro Ravachol.

Tras velar al difunto durante todo el día, el cortejo fúnebre recorrió todo el centro histórico para finalizar en la plaza de la Herrería donde se incineró el cadáver. En el cortejo se pudieron observar a numerosas personalidades, incluso hasta el mismísimo Papa Benedicto XVI con su vehículo papamóvil, decidió acudir hasta la capital de las Rías Baixas a dar las condolencias a todos los afectados.

De esta forma finalizaba el entroido pontevedrés, despidiéndose hasta el próximo año, concretamente al viernes 12 de febrero, día en el cual se iniciará formalmente el entroido 2010.

Anuncios




Ravachol Ha Muerto

27 02 2009

Lo inevitable ha pasado. El loro Ravachol ha muerto.

Durante toda la semana Ravachol se encargó de avalar y firmar créditos a todos los pontevedreses de forma que todo el peso de ellos ha caído sobre él. Acosado por las deudas, y por su cobrador, el pingüino del frac, Ravachol ha muerto endeudado hasta las cejas.

Y como Ravachol era muy querido en la ciudad, sus dueños han decidido organizar un velorio público. Durante toda la mañana y por la tarde a partir de las 18 horas, en la plaza de la Leña, debido a las obras en la casa de la Luz en la plaza de la Herrería, todo pontevedrés que lo desee puede pasarse para darle el pésame a los más allegados al loro.

El cortejo fúnebre partirá a partir de las 21 horas de la misma plaza de la Leña recorriendo las calles Pasantería, paseo de Antonio Odriozola, Michelena, Bastida, Don Filiberto, Princesa, Isabel II, calle Real, Sarmiento y Pasantería de nuevo para finalizar en la plaza de la Herrería donde se procederá a la incineración del cadáver del loro.





El Banquero Ravachol

24 02 2009

Decía yo ayer que el querido loro Ravachol podría ponerse para este año un atuendo de ciclista, de playero o de arqueólogo buscando más ruinas en los suelos de la ciudad, pero es que desde el año pasado, nuestro querido loro ha perdido en cierta medida esa pícara forma que tenía de criticar los problemas locales.

El loro se presentaba poco después de las 20 horas en la botica de su propietario Don Perfecto Feijoo para dar a conocer a todos los pontevedreses el disfraz que llevaría durante todo este año. Ravachol se presentó cambiado, ligeramente inclinado hacia delante, mucho más fino y alto, casi 3 metros de altura, y sin demasiado colorido en comparación con años anteriores.

Una vez en la botica de Feijoo, el propio farmacéutico y los más allegados al loro ayudaron al mismo a ponerse su disfraz. Sí, bonito chaqué gris, corbata roja, sombrero de copa y un maletín lleno de ravachólares. Ravachol se disfrazaba de banquero para darla a toda la ciudad esperanzas para superar la crisis en forma de préstamos de ravachólares a todo pontevedrés. Además como muestra de su poderío, el loro decidió exhibir su Austin Seven del año 1922.

De esta forma, los miembros de la Asociación Recreativa de Xeve  dan a los pontevedreses la solución a la crisis, por lo menos para esta semana de entroido.

Desde hoy mismo, Ravachol presidirá los grandes actos que le restan al carnaval pontevedrés hasta el próximo viernes, justo cuando se procederá a la incineración del cadáver en la plaza de la Herrería.

Por otra parte, desde la concejalía de Fiestas, se está estudiando la posibilidad de que para el próximo año el loro sea presentado antes de forma que presida todos los actos del carnaval, incluido el desfile del sábado de carnaval.





Y Ravachol Va de…

5 02 2008

Se especulaba con muchas posibilidades para la caracterización de Ravachol, que si de integrante del botellón, que si bañista de la nueva playa del Lérez, incluso que este año podía presentarse ya muerto, para seguir con el misterio propuesto en el cartel del entroido de este año.

Pero no fue ninguna de esas las causas que van a originar la muerte del afamado loro pontevedrés este año. El loro se presentó, ayer a las 20 horas, en la plaza de la Peregrina enfundado en un pañal y acompañado de varias cajas de medicamentos, eso sí, adaptadas a su tamaño.

Según se dio a conocer en la presentación, este año, la mayor preocupación del loro durante este año fue el conseguir de una vez por todas la descendencia que la naturaleza le niega, y por ello, tras acudir al especialista, y sufrir las listas de espera correspondientes, le recetaron que probara la Viagra, si estáis leyendo bien. El problema del ave fue que cuando estaba usando la citada pildorita, su corazón no fue capaz de resistirlo, debido a la excitación, con lo que esa es la razón real de su muerte.

Este año la figura del loro presenta varias novedades con respecto a años pasados. Las alas están totalmente pegadas al cuerpo del ave y su pico está mucho más estilizado, con lo que su figura en general es mucho más delgada de lo habitual. Además el plumaje de este año es mucho más vivo, dejando su tradicional color verde a un menor número de zonas del cuerpo del loro.

Cada vez falta menos para que sea enterrado el famoso loro, así que Ravachol seguro que disfrutará del tiempo que le queda.

Personalmente, este año no me gusta el diseño ni la idea del Ravachol, ya que me parece demasiado parecida a la del pasado año, cuando se le dedicó a las listas de espera del CHOP. Además que con esto se desvela el fin del comic que tanto hizo especular a nosotros, los pontevedreses, con la muerte de Ravachol este año. Para mi, la Agrupación Cultural de Xeve se equivocó con el diseño.