Cartel Entroido 2011

5 02 2011

Novedades este año, lo más importante es que el entierro de nuestro querido Loro Ravachol será el sábado en vez del tradicional sábado, la Mostra da Parodia pasa del martes al viernes.

Anuncios




Domingos en la Alameda: Carnaval, te quiero… lejos!

3 02 2008

Por fin han llegado, ya están aquí, los Carnavales!! Esa gran fiesta en la cual todo el mundo opta por enfundarse sus ingeniosas ideas a modo de disfraz con el fin de ironizar sobre la realidad o bien, únicamente, para adquirir una nueva personalidad, una más que añadir a una larga lista.

Es necesario, a la vista de este gran acontecimiento, hacerse algunas preguntas: Ésto de disfrazarse no será, realmente, un grave trastorno psicológico, personalidad múltiple para ser más exactos, que aprovecha estas fechas para salir a la luz…? Y si no lo es, por qué en lugar de tomar cada año la identidad de un nuevo personaje no se repite disfraz? Te acusarían de tener poca imaginación, éso teniendo en cuenta que el tuyo fuese un caso único y el resto de la humanidad si se decidiera por cambiar de disfraz, porque si no fuese así, ya nadie te acusaría de nada, pero aún teniendo que aguantar esos comentarios, qué sería peor, parecer un individuo con un severo trastorno de la personalidad o un personajillo sin capacidad alguna para innovar? por qué tomar el aspecto de otro individuo al que, beneramos u odiamos, indistantemente? Qué finalidad tiene el disfrazarse? Para esta última pregunta hay una respuesta sencilla y que más de uno habrá sufrido o bien llevado a cabo. La razón por la que determinados individuos se deciden a cambiar su apariencia, llegando a ser irreconocibles, no es otra que crear malestar en esos familiares, amigos, conocidos o ni siquiera eso, cualquier persona que se ponga en su camino. Es muy loable esta actitud cuando, una vez se ha dejado de molestar a esas personas, el ser en cuestión se despide sin revelar su identidad, en especial si el objeto de sus pesadas bromas ha sido una persona a la cual no conoce de nada. Esta forma de actuar no hace más que demostrar una gran valentía a la hora de afrontar las consecuencias que puedan tener los actos de estos genios del disfraz… De todos modos, éste no es un hecho de excesiva gravedad porque, a fin de cuentas, no es más que éso, una broma, que puede ser encajada mejor o peor… Pero, y si la broma deja de ser broma para constituir un delito? Podría darse el caso que, aprovechando estas celebraciones algún indeseable, bajo el escudo del anonimato, opte por llevar a cabo esas actividades de dudosa legalidad, más bien, de nula legalidad, que suele perpetrar día tras día. Éso sí sería grave y sería complicado identificar al delincuente en cuestión.

Bueno, dejando de lado ya las suposiciones, y haciendo frente a la realidad, es comprensible la ilusión con la que los niños esperan estas fechas ya que, en su caso, aprovechan estos días para transformarse y encarnar a sus ídolos o áquella profesión a la que, en un futuro, les gustaría dedicarse, si bien con el tiempo, estos deseos cambian. En definitiva, hacer realidad sus sueños presentes y del futuro en el presente. Ahora bien, dicho ésto, incluso se puede llegar a entender el que, algunas personas, ojo!, no todas, algunas, esperen estas fechas para hacer realidad aquellos deseos o sueños que, por circunstancias de la vida, no han podido satisfacer.

A pesar de todos los incovenientes que se le puedan encontrar a los Carnavales, siempre hay algo a su favor, en ocasiones algunas personas con su ingenio hacen pasar grandes momentos, aunque no se forme parte activa de dicho espectáculo.

Como habréis imaginado, no soy muy aficionado a los Carnavales, si bien, también es cierto que en más de una ocasión he disfrutado con determinadas ocurrencias de individuos que indudablemente han de sufrir algún tipo de trastorno. Me veo obligado por parte de las altas esferas del blog a decir: Viva Ravachol… ( En realidad, yo también aprecio a nuestro emblemático loro, aunque lo niegue ).

Y ya sabéis, la próxima semana espero que no faltéis a vuestra cita semanal con mi resaca dominical… y leed sin disfraz para que os pueda identificar, por favor.