De Porteros de Discoteca y Agresiones…

14 12 2010

Entre los jóvenes de Pontevedra hay una noticia que hoy mismo ha corrido como la pólvora por todo tipo de redes sociales y periódicos locales. Se trata de la agresión sufrida por un joven pontevedrés sobre las 5 de la mañana del pasado domingo a cargo de uno de los gorilas, nunca mejor dicho, que custodian la entrada de la discoteca “Carabás”.

Resulta que cuando este joven, como tantos y tantos otros pontevedreses, intentó entrar en la susodicha discoteca y uno de los porteros, ahora también llamados “controladores de acceso”, le impidió la entrada alegando que el calzado que llevaba el joven no era el adecuado para entrar en el local. Hasta ahí todo bien. Sin embargo, al joven no le pareció del todo bien, por lo que preguntó a los porteros la razón por la cual otros jóvenes sí estaban entrando en el local con un calzado similar al suyo, el cual no había sido aceptado anteriormente. El joven entonces sacó su teléfono móvil y comenzó a grabar cómo otras personas accedían a la discoteca con un calzado parecido al suyo. Tras una pequeña discusión sobre si en la grabación podían o no podían salir las caras de los “controladores de acceso” uno de estos respondió con una agresión en forma de bofetada al joven causándole una fractura en la mandíbula y la rotura de una muela. Tras dicho suceso no pudo suceder otra cosa que la aparición de la policía para tomar nota de lo allí ocurrido y llamar a una ambulancia para trasladar al joven al hospital de Montecelo, desde donde fue trasladado a Povisa en Vigo.

El caso es que esta no es la primera vez que ocurre algo similar en Pontevedra, incluso ni en esta discoteca, aunque también hay que decir que hace tiempo que no sucedía nada tan deleznable como el hecho anteriormente relatado. Si no me falla la memoria incluso escribí algo sobre la última vez que sucedió una agresión de este tipo en Pontevedra.

Desde hace ya muchos años no soy cliente de Carabás. La razón la puedo justificar con cosas como esta. Recuerdo mis años de colegio e instituto, cuando todavía acudía a este local. Los chavales éramos tratados como ganado. Cuantas y cuantas veces hicimos cola aunque era algo mas parecido a una montonera para a veces llegar a la entrada y el tipo que ejercía de portero te dijese alguna sobrada y te mandase para casa de nuevo. Soy asiduo de muchos pubs con controlador de acceso, incluso soy amigo personal de alguno de estos. El trato que se le pide no es mucho más que un poco de educación, un saludo y si puede que te abra la puerta. Pero es que hay que distinguir entre gente que sabe de qué va esto y personajes que por ser porteros se creen que manejan todo el cotarro. La verdad es que entre los porteros de esta discoteca siempre me ha dado la impresión de que hay más de estos últimos que de los verdaderos controladores de acceso.





Cerrando Bares y No Serán los Últimos…

6 03 2009

Si hace un par de días comentábamos el cierre temporal por parte del concello del local ocupado por la nueva franquicia de Burger King, o incluso hace menos de un mes hablábamos del cierre de los locales Río Latino y Lusco Fusco, este ya reabierto de nuevo, tenemos que hablar hoy de dos nuevos cierres de locales llevados a cabo esta semana.

Se tratan de 2 locales con una gran trayectoria en la noche pontevedresa. Concretamente son el Pub Garden, situado en la plaza de la Castaña, en el barrio de Santa Clara y el pub Morocco, situado en las galerías de la calle Benito Corbal situadas en frente del antiguo Cine Victoria.

Con respecto al primero de los locales, el Garden, fue precintado por la policía local por enésima vez, según el concello, debido a la rotura del precinto que se encontraba bloqueando el acceso al local. Este hecho produce la inmediata transmisión del caso al juzgado, quien tomará las procedentes medidas sobre los dueños del local.

Por otra parte, el concello también procedió a la denegación de la licencia al pub Morocco durante los próximos 6 meses debido a los reiterados incumplimientos que el local infringía cada día.

Además, el pasado fin de semana, la policía local interponía 7 denuncias a diferentes locales por distintas infracciones administrativas.





Cerrando Bares…

16 02 2009

Movidito ha sido el fin de semana en cuanto a cierres policiales de varios locales de la movida pontevedresa. Concretamente han sido 2 locales los que han sido clausurados temporalmente mientras no se resuelven los respectivos expedientes que se han abierto en ambos locales, ambos causados por la tolerancia en el consumo de drogas ilegales dentro de cada local.

En la mañana del pasado sábado, fue el “Lusco e Fusco”, situado en la calle Barón, el local que fue cerrado por la policía local entre las quejas de varios clientes además de los dueños, quienes minutos después se apresuraron a realizar las pertinentes reclamaciones y alegaciones pertinentes al cierre.

Ya en la tarde de ayer, fue el turno de “Río Latino”, situado en la calle Benito Corbal, el local antiguamente llamado “La Madrila” entre otras denominaciones. En este local se llegaron a identificar a más de 80 personas, incluso varios sin papeles y tres menores de edad. Al parecer, aquí los propios camareros del local eran quienes vendían las drogas, hecho que ha motivado que en este caso sea la policía nacional quienes se encarguen del caso.

Al parecer ambos locales no tardarán demasiado en volver a ser abiertos al público. Sin embargo me pregunto si estos dos locales son los únicos donde podría actuar la policía. Bueno, no me lo pregunto, lo afirmo, no. Cada uno que ponga el nombre que crea.





La Plaza de España o de la Piscina…

5 12 2008

Fue a las 13’30 horas de ayer, cuando las obras del parking en la plaza de España se convirtieron en una piscina. Justo a esa hora una de las tuberías del agua que se encontraba  al descubierto en las excavaciones de la plaza de España reventó anegando en unos 15 minutos la totalidad del foso donde se realizan los trabajos para la construcción del nuevo parking.

Quizás ayudado por las lluvias que ayer azotaron Pontevedra y la comarca, el foso se inundó hasta desbordarse, creando una riada de agua que bajaba por la calle Arzobispo Malvar.

Para solucionar este problema, los bomberos y unos operarios del servicio de agua tuvieron que acudir al lugar para cortar el suministro de agua que abastecía a la tubería averiada. Tras ello, los bomberos tuvieron que abrir las tapas de las alcantarillas de la calle Arzobispo Malvar, minimizando los efectos de la pequeña riada producida en la calle. En cuanto a la gran piscina formada en el foso de la plaza de España, tendrá que ser la propia empresa encargada de las obras quien tenga que ocuparse de achicar toda el agua.

Las obras de la plaza de España se reanudaron el pasado lunes empezando ocupándose del traslado de los servicios de agua, electricidad y demás que trascurren por la delante del concello, a la vez que se comenzarían a realizar las excavaciones para liberar todo el espacio de la tierra que contiene.





Gorrillas…

4 12 2008

Hay zonas en Pontevedra donde aparcar sin pagar se hace prácticamente imposible. Los gorrillas han instaurado su “zona azul” en estas zonas.

Una de las zonas “de pago” más importantes son los aparcamientos de la calle Augusto García Sánchez. Allí se reúnen varios gorrillas para ayudar a los conductores a aparcar. Así, cada día, los gorrillas cobran a cada vehículo su particular impuesto por aparcar.

Sin embargo, el pasado martes una pareja se decidió a plantarle cara a estos “ayudantes”. Cuando estos caraduras se dirigieron a pedirles unas monedas por la gran ayuda realizada, estos se negaron. Tras ello, la pareja partió cara un bar cercano. Sin embargo, mientras se encontraban dentro del establecimiento, decidieron fijarse en su vehículo, percatándose de que los 2 gorrillas a los que le habían negado las monedas estaban girando alrededor del automóvil. Sospechando se acercaron al vehículo observando notables rayazos tanto en las puertas como en el capó del mismo.

La pareja decidió entonces avisar a una pareja de la policía que patrullaba por la zona, contándole los detalles de lo sucedido e identificando a los autores de los desperfectos. Tras esto, la policía procedió a detener a los autores y llevárselos a comisaría, para su puesta a disposición judicial.

Estos hechos no son del todo novedosos. De sobra es conocido que si no se da una ayuda tu vehículo está expuesto a posibles daños.

Los gorrillas en Pontevedra tuvieron una época, años atrás, donde era imposible aparcar en muchísimas zonas de la ciudad sin que estuviesen cerca. Antiguamente los grandes aparcamientos estaban copados de estos “ayudantes”. Sin embargo últimamente no son tantos los lugares con este tipo de “trabajadores”, pero claro, haberlos hailos. El concello debería hacer algo. La imagen de una ciudad se ve muy dañada con este tipo de personas.





Lamentable…

4 11 2008

En Pontevedra hay personajes, individuos, dignos de mención, por muchos y diversos motivos, muchos de ellos entrañables y dignos de mención y recuerdo. Pero hoy quiero hablar de un sinvergüenza, de un auténtico sinvergüenza, creo que conocido para gran parte de los pontevedreses.

El individuo en cuestión, del cual no voy a decir el nombre, por que no lo se y por que tampoco quiero saberlo, pasea día sí y día también por el centro de Pontevedra pidiendo dinero a los viandantes cual persona realmente necesitada. El hombre con su andar desgarbado aborda a cada persona que ve para pedir 1 euro, siempre un solo euro.

Lo que resulta cómico, es la excusa que el individuo en cuestión utiliza. En las múltiples ocasiones que me ha abordado, ha utilizado excusas que pasan desde la necesidad de 1 euro para gasolina, por haberse quedado sin ella y necesita desplazarse a cualquier lugar; a la necesidad de ese euro para pagar una multa, pues tiene 59 euros cuando la multa es de 60. Estas 2, entre otras, me las ha contado ese caradura.

Además a esto siempre le suma el agravante de que dice ser un visitante en la ciudad.

El colmo de los colmos me lo han contado hoy. Por motivos personales hoy he tenido que visitar a un familiar en el por todos conocidos Hospital Provincial. Allí me han contado que este sinvergüenza el pasado domingo se presentó en todas y cada una de las habitaciones del ala donde se encontraba mi pariente para pedir ese dichoso euro con una de las excusas antes comentadas. Realmente patético.

No acabo de explicarme como la seguridad del hospital no llegó a darse cuenta de la entrada de ese individuo, pues me parece que no debe ser la primera vez que lo hace.

Vergonzoso. Desde aquí les pido a todos y cada uno de los pontevedreses que alguna vez se hayan visto abordados por tal caradura, o que en un futuro se puedan encontrar con alguien que les cuenta tal milonga que en ningún caso le den un solo céntimo a este personaje. Es más, les pido que si ven que alguien hace el amago de darle algo vayan a su vera y le digan lo estafador que es este hombre.

Si no lo digo reviento, pero es que me pone de los nervios. Es más que lamentable que existan personas así.





Se Empotra Contra un Bar

14 10 2008

El pasado domingo sucedió algo inusual en Pontevedra, una conductora se empotró contra la fachada del bar Hipopotamus, en la plaza de Barcelos.

El incidente se produjo sobre las 18 horas, cuando una mujer de unos 50 años se subió a su automóvil, de la marca mercedes, y tras arrancarlo perdió el control del mismo empotrándose contra la verja metálica del bar. Gracias a Dios el local se encontraba cerrado.

Tras la llegada de la policía, la mujer dio positivo en el control de alcoholemia. Además la policía comprobó que la mujer no tenía el permiso de conducción en regla ya que nunca antes lo había tenido. Fue este hecho el que hizo que la policía comenzase las diligencias habituales en el juzgado, pues con la nueva ley de tráfico, el hecho de conducir sin el permiso necesario es motivo de delito.