POAL

10 05 2011

Sabéis que hace mucho que no escribo aquí, pero antes las próximas elecciones, no puedo evitar hacer una pequeña reflexión.

Me produce una enorme satisfacción observar como un hombre de barrio, un hombre conocido por todos en la ciudad, vamos podríamos utilizar perfectamente esa expresión que tanto se lleva ahora de  que un auténtico PTV, intenta plantarle cara a los lamentables políticos que tanto abundan en la nefasta actualidad local.

Y es que ver que un grupo político reivindica por fin los signos auténticos de la ciudad me parece digno de alabanza. Son pocos mis recuerdos sobre política local, pero es la primera vez que veo una bandera de la ciudad en la campaña, esa bandera que estoy más que seguro que muchos de los pontevedreses ni conocen.

En fin que me lío, os aseguro que no tengo vinculación alguna con nadie de este partido, pero debido también al olvido de muchos de los “medios” de la ciudad quisiera hacerle este pequeño guiño a Pontevedra Alternativa, por que yo también creo que una Pontevedra auténtica, sin Telmos, Louros ni Lores, es posible.

Simplemente desde aquí decirles que me quito el sombrero.

Anuncios




Opina: Podría Pasar Aquí??

20 11 2008

Desgraciadamente, esta semana toda la prensa nacional y todos los programas de televisión no hacen más que hablar de la muerte del joven Álvaro Ussía a manos de un matón que trabaja como portero en una discoteca madrileña.

Parece que todos estos medios descubren esta semana lo que suele suceder en cantidad de discotecas e incluso pubs del país, donde en vez de contratar a alguien que cuide de la seguridad de los clientes, más bien la pone en peligro.

Una vez dicho esto, propongo el debate, realmente creéis que aquí, en Pontevedra, podría llegar a suceder algo así, en alguno de los numerosos bares de copas y discotecas de la ciudad?? Yo tengo clara mi respuesta. Durante los años que llevo saliendo conozco los lugares donde más o menos te tratan bien y donde te tratan como a simples peleles con dinero en los bolsillos.

Para ilustrar esto, vuelvo la vista atrás, hacia un artículo de hace ya más de un año, de finales de septiembre del pasado año 2007.

Solo falta vuestra opinión.





La Autoridad Portuaria: Cien años en Pontevedra

5 05 2008

Hoy me siento orgulloso. Nunca pensé en que alguien podría querer utilizar este weblog para expresar su opinión sobre alguna cuestión relacionada con la ciudad. Y es que hace un par de días un “seguidor” de esta página, según se define, contactó conmigo para contarme que envió un artículo al Faro de Vigo. Sin embargo tras varios días, el citado artículo no fue publicado, y su autor pensó en este medio para dar a conocer su citado artículo.

Así os dejo con el artículo, sobre la Autoridad Portuaria y su vinculación con Pontevedra ante su inminente traslado a Marín. El autor es Leoncio Feijoo, y por si alguien quiere contactar con él, aquí tenéis su mail -leonciofeijoo@hotmail.com-. Sin más aquí tenéis el escrito:

LA AUTORIDAD PORTUARIA: CIEN AÑOS EN PONTEVEDRA.

Corría el mes de julio del año 1907, cuando la corporación municipal pontevedresa presidida por el alcalde D. Manuel Becerra Armesto apoyaba la solicitud de la Cámara de Comercio de esa ciudad, de crear en la capital una Junta de Obras del Puerto.

Unos meses más tarde se publicaría la Real Orden por la que “S.M. el Rey dispone la creación en Pontevedra de una Junta de Obras del Puerto que tendría a su cargo las obras y servicios correspondientes a los puertos de la Ría de Pontevedra: Pontevedra, Marín, Bueu y Sangenjo”.

Constituida dicha Junta el 28 de octubre de aquel año, la presidencia recaería en D. Rafael Saénz Díez. Desde entonces, y van más de cien años, este organismo permanecería en la ciudad de Pontevedra.

Bien es cierto que a partir de 1923 se denominó como “Comisión administrativa de Obras del Puerto y Ría de Pontevedra” incorporando los puertos de esa ciudad, Marín, Sanxenxo, Bueu y Poio; y que a partir de 1968 pasaría a ser la “Junta del Puerto y Ría de Pontevedra”. Posteriormente, con la llegada de la democracia, llegaría a tener dos nombres: “Junta del Puerto de Marín y Ría de Pontevedra” y el actual de “Autoridad Portuaria de Marín-Pontevedra y su Ría”.

Aunque en sus primeros años debió tener varias oficinas provisionales, es interesante destacar en la historia de este organismo portuario, que fue precisamente en los años treinta cuando se edifica su “sede definitiva” en las inmediaciones de la dársena de Pontevedra, en las Corbaceiras. El edificio, de cantería y de inspiración regionalista, debió responder a un diseño de Rafael Picó, ingeniero de esta institución durante treinta años. Lo curioso del caso es que debe ser el único edificio público que se construyó en Pontevedra en los tumultuosos años de la II República. Desgraciadamente, en la actualidad, es un inmueble que no se encuentra catalogado, por lo que conociendo a nuestros munícipes, no es difícil saber que destino le espera.

Lo que interesa resaltar es que durante décadas, desde las oficinas de As Corbaceiras se van a proyectar, gestionar y dirigir las obras y servicios portuarios no sólo de Marín sino del resto de la ría.

Serían pues estas paredes pontevedresas las primeras en saber cuando llegarían a Marín las primeras grúas de carretón. Nos hablarían del expediente de construcción del gran puerto pesquero en Estribela, en los años cincuenta y de los rellenos del muelle norte.

También repasaríamos la historia de la llegada del frío industrial, método revolucionario en la conservación del pescado, que obligaba a erigir naves frigoríficas en la zona portuaria.

Los muros de la veterana sede de As Corbaceiras habrán visto también los planos del muelle de Leirós, de las nuevas grúas porta-contenedores, de la llegada del polémico ferrocarril. Allí también se habrán elaborado durante muchos años las estadísticas del desembarco del pescado fresco y congelado, de mercancías y graneles, de la exportación de la pasta de papel, tableros etc.

En fin que guste o no la historia reciente del puerto de Marín, por cierto, uno de los principales motores económicos de la comarca, sostén de infinidad de empresas generadoras de múltiples puestos de trabajo, está ligada a este pontevedrés chalet regionalista.

Habría que concluir diciendo que cien años después de que la Corporación Municipal pontevedresa se ufanase de la creación de una Junta de Obras del Puerto en la ciudad, hoy sus descendientes se alegran de su traslado.





El Atropello de la Semana Galega da Filosofía

25 03 2008

Ayer comenzaba la XXV edición de la Semana Galega de la Filosofía en Pontevedra. Según la organización un rotundo éxito de público.  Sin embargo, ahora digo yo: Mentira!!!

La semana de la filosofía se ha hecho un hueco en la vida cultural de Pontevedra y ha crecido hasta ser lo que es hoy gracias casi exclusivamente a los profesores y docentes de Pontevedra y sus alrededores.

Y esta afirmación es muy fácil de aclarar. No podría asegurar que desde la primera edición, pero sí desde ya hace varias ediciones, repito que no sé cuantas, pero no me extrañaría que todas,  la semana cuenta como un curso realizado por quien asista a las charlas y conferencias. Resulta que los docentes, por el sistema actual, necesitan cada cierto tiempo el tener un número mínimo de horas realizadas en cursos para poder conseguir los llamados sexenios, que viene siendo para conseguir cobrar más, así a grandes rasgos, repito que no conozco demasiado el tema. Así, la semana de la filosofía siempre ha sido una forma fácil y asequible de conseguir el número de horas necesarias para estos profesores. Si a esto le añadimos que desde también hace unos años, la Universidad de Vigo convalida la asistencia a la semana con 2 créditos de libre elección para sus alumnos., se puede asegurar que cada año la participación en la semana de la filosofía es mayor. Con ver el número de inscritos es suficiente. Este año han sido 1270 las personas que se han apuntado, cosa de la cual los organizadores alardean.

Por otra parte, el sistema para conseguir el certificado de asistencia a la semana ha sido siempre el de que en la entrada se colocaban unas mesas donde cada asistente firmaba en una hoja donde ponía su nombre. Sin embargo este año, sin previo aviso este sistema ha sido modificado. Lo que ahora sucede es que durante cada charla de mañana y de tarde, alguien de la organización junto con una azafata se mueve por los pasillos paseando un librillo donde cada asistente procede a poner su firma para certificar la asistencia. Todo bajo la estricta mirada de ese alguien de la organización que como si se pensase que está vigilando un examen te mira fijamente para que únicamente pongas tu firma y pases rápidamente el librillo, para que de esa forma nadie pueda apuntar a un amigo que no esté presente en ese preciso momento. Todo esto, como decíamos, durante la conferencia, molestando así al conferenciante de turno y claro está a quién tenga que firmar que por un momento tiene que retirar su atención de la conferencia para buscar su nombre y firmar.

semana filosofia

Dicho control se realiza justo al comienzo de la conferencia, con lo que las personas que lleguen un tiempo después y ya halla pasado el libro de firmas se queda sin poder rubricar su asistencia y por lo tanto sin su certificado de asistencia.

Entonces, cualquier persona comprenderá que un profesor no va a poder dejar su puesto de trabajo para llegar justo a la hora que los encargados de la organización estimen para poder firmar sino que como docente tienes tus horas donde dar tu clase de forma que no te las puedes saltar. Ya no digo nada de un estudiante como yo que tiene que dejar de ir a una clase para firmar. Además en los últimos años no solo gente de Pontevedra y alrededores está acudiendo a los ciclos de conferencias, sino que muchas personas venidas de Vigo, Cambados, Villagarcía o incluso Ourense vienen hasta el Centro Caixanova para poder conseguir el certificado de asistencia.

De esta forma el problema se crea cuando llegas una vez pasado el control de firmas. La inflexibilidad del sistema impuesto este año es tal que no hay manera ninguna de que se pueda firmar. Así mucha gente por media hora se quedará sin su certificado a pesar de posiblemente permanecer en las conferencias más que mucha gente que se limita a cumplir el requisito de firmar y marcharse.

Al final de la interesante conferencia del profesor Félix Duque en la mañana de hoy, un grupo de personas planteó este mismo problema que acabo de comentar, es decir, por qué si llegas tarde no puedes firmar? La respuesta fue clarísima. El silencio. La sinrazón. Bajo el estupor del profesor Duque, quién daba la razón a los asistentes, los responsables de la semana se limitaron a hacer 2 cosas. La primera fueron sus únicas palabras:” A qué venides, á filosofía ou a recoller o certificado??” La segunda reacción todavía es mejor, tras estas palabras todos y cada uno de los integrantes del aula castelao de filosofía se retiraron dejando a gran parte de los asistentes con la palabra en la boca.

Realmente increíble.

Ante esta situación  varios de los presentes propusieron enviar un escrito a los medios. Dicho y hecho. A estas horas supongo que mi querido diario de Pontevedra tendrá el escrito, firmado por unas 20 personas, en su poder. Esperemos a ver si lo publican y a ver la reacción de los responsables de la semana de filosofía.

Si esto es un ejemplo de filosofía y de saber escuchar, pues que viva la filosofía!!

Como sigan así le auguro un negro futuro a la XXVI Semana Galega da Filosofía. 





Con el Área Metropolitana a Vueltas…

19 02 2008

Ayer el Club Financiero Vigo expresaba que para la dichosa área metropolitana de Vigo, solamente querían contar con 24 concellos de su entorno y excluir a Pontevedra y su entorno. Según esta institución “ni el sentir de las poblaciones de Vigo y Pontevedra, ni la calidad de flujos económicos” relacionan a las dos ciudades.

De este modo proponen que toda el área sur de la provincia sea el área metropolitana de Vigo. Además también indican que la ciudad de Vigo crece hacia el sur y el este de la ciudad, con lo que claro esta es lo contrario de hacia el norte, donde se sitúa la capital de la provincia. De la misma forma también se excluye a los concellos del interior de la provincia.

Lo que sí que se propone es mejorar las relaciones tanto con Pontevedra como con el norte de Portugal,

Realmente no acabo de entender el problema que tienen los vecinos del sur, o el miedo que nos tienen, no sé, pero es realmente raro que ninguna de las instituciones con sede en la ciudad olívica quiera incluir a la capital de la provincia en la posible área metropolitana. Cada vez me parece que las instituciones viguesas entran en una especia de aureola donde se creen que son el ombligo de Galicia y que solo cuentan ellos, pareciendo, incluso, que se le queda pequeña la comunidad. Quizás hasta me da la sensación de querer fusionarse con Portugal para realmente ser una ciudad grande de algún país.

Los recelos con otras ciudades gallegas, especialmente con A Coruña, Santiago y nuestra querida Pontevedra cada vez son mayores. Yo realmente pesaba que esto era cosa del pasado, pero leyendo y escuchando declaraciones provenientes del sur, cada vez veo que es más presente de lo que pensaba.

En fin… Las viejas disputas nunca valen para nada bueno.