POAL

10 05 2011

Sabéis que hace mucho que no escribo aquí, pero antes las próximas elecciones, no puedo evitar hacer una pequeña reflexión.

Me produce una enorme satisfacción observar como un hombre de barrio, un hombre conocido por todos en la ciudad, vamos podríamos utilizar perfectamente esa expresión que tanto se lleva ahora de  que un auténtico PTV, intenta plantarle cara a los lamentables políticos que tanto abundan en la nefasta actualidad local.

Y es que ver que un grupo político reivindica por fin los signos auténticos de la ciudad me parece digno de alabanza. Son pocos mis recuerdos sobre política local, pero es la primera vez que veo una bandera de la ciudad en la campaña, esa bandera que estoy más que seguro que muchos de los pontevedreses ni conocen.

En fin que me lío, os aseguro que no tengo vinculación alguna con nadie de este partido, pero debido también al olvido de muchos de los “medios” de la ciudad quisiera hacerle este pequeño guiño a Pontevedra Alternativa, por que yo también creo que una Pontevedra auténtica, sin Telmos, Louros ni Lores, es posible.

Simplemente desde aquí decirles que me quito el sombrero.

Anuncios




De Elecciones Europeas…

8 06 2009

Las elecciones europeas celebradas ayer, más allá de los resultados, han servido como prueba de un nuevo sistema de voto electrónico. Pontevedra, junto con Lérida y Salamanca, han sido las ciudades elegidas para probar este nuevo sistema.

El sistema electrónico de voto consistía en la posibilidad de votar utilizando un ordenador instalado en cada una de las mesas electorales, siempre y cuando el votante estuviera en posesión del nuevo dni electrónico. Con este nuevo sistema, además de eliminar gran parte de las papeletas  erróneas, el tiempo de escrutinio se reduce significativamente.  El sistema además, no facilita en mayor medida la confidencialidad del voto por actuar con un programa que encripta mediante códigos cada voto. Por otra parte, además el sistema si se acaba instaurando en todo el país, permitirá ahorrar alrededor de 22.000 árboles que se destinan a fabricar los 1.200 millones de papeletas que por ley se imprimen para cada elección.

Ya en clave meramente política y más concretamente en política local, en la ciudad de Pontevedra se alzó como ganador de las elecciones el Partido Popular  con13.603 votos, un 44’27% de los votos capitalinos. Por otra parte, el Partido Socialista obtuvo 12.111 votos, un 37’67% de los sufragios y el Bloque Nacionalista Gallego sumó solo 3,144 votos, quedándose con un porcentaje del 10’23%. La participación siguió la tendencia nacional y europea, quedándose en el 47’66% de los ciudadanos. Además, en la comarca, salvo en Cotobade, donde se alzó con la victoria el PSOE, resultó ganador el PP.

Observando estos resultados se puede afirmar que han seguido con la tendencia de las pasadas elecciones a la Xunta, destacando la victoria popular, el mantenimiento de los socialistas y el desplome increíble del Bng, partido que gobierna en la ciudad y que desde recientemente está liderado por un ex-concejal pontevedrés.

Aunque los resultados de unas elecciones nunca son estrapolables a otras, por lo menos dan qué pensar, por lo que son ahora los responsables políticos los que tienen que sacar conclusiones.





De Concejal a Portavoz Nacional

12 05 2009

Hablábamos a finales del pasado mes de abril del creciente peso político de la ciudad de Pontevedra en el ambiente gallego. En primer lugar era el socialista Antón Louro el afectado, quien se veía obligado a dejar su cargo de concejal en el concello de Pontevedra, para ocupar el puesto de nuevo delegado del gobierno en Galicia. Su sustituto en la corporación era el joven Julio Castela, procedente de las Juventudes Socialistas.

Por otra parte, el pasado fin de semana, uno de los concejales con mayor peso político de Pontevedra, Guillerme Vázquez, se presentaba al puesto de portavoz nacional del Bloque Nacionalista Gallego. Tras una reñida votación e incluso, salvo pronóstico, el concejal pontevedrés salía elegido por un estrecho margen de votos, imponiéndose al portavoz parlamentario nacionalista, Carlos Aymerich, y a un ilustre dirigente como Xosé Manuel Beiras.

De esta forma, Guillerme Vázquez ha decidido abandonar su puesto de concejal en Pontevedra, uno de los concejales, quizás junto con César Mosquera, donde se apoyaba en mayor medida el grupo nacionalista del concello, para de esta forma poder desempeñar su nuevo trabajo de una forma mejor.  Con esta salida, se hace totalmente necesaria la entrada de un nuevo concejal. Salvo sorpresa final, el elegido será un viejo conocido del concello, Demetrio Gómez Junquera, otrora concejal de deportes  y medio ambiente, entre otras funciones, en el concello de Pontevedra.

Con amplia experiencia tanto local como autonómica, Guillerme Vázquez ha sido el encargado en Pontevedra de multitud de proyectos desde su llegada al concello de la mano del actual alcalde en el año 2003, tras la primera reelección de Lores. Polémicas a parte, Guillerme Vázquez será recordado en Pontevedra como el edil que lideró proyectos como el plan Ponte en Bici, la reforma y obras en multitud de calles, la reordenación del tráfico en también multitud de calles, o, sobretodo, por la ordenanza antibotellón.

La renuncia de Vázquez a la concejalía será efectiva en el plazo de entre una o dos semanas, tiempo necesario para dejar zanjadas ciertas gestiones del propio concejal, además de tiempo necesario para que el alcalde decida como serán repartidas las competencias de Vázquez entre los miembros del grupo nacionalista del concello. Incluso se ha llegado a especular con que el propio alcalde podría llevar personalmente áreas como protección ciudadana, encargada de las relaciones con policía y bomberos, o disciplina ambiental. También se rumorea que el área de obras urbanas podría ir a parar a manos de César Mosquera. El resto de competencias que todavía dirige el nuevo portavoz nacionalista pasarían a manos de Demetrio Gómez. Sin embargo, todavía habrá que esperar, al igual que las competencias del nuevo concejal socialista Julio Castela. Se espera que durante el transcurso de esta semana Teresa Casal anuncie cómo queda reestructurado el grupo socialista del concello.

Por cierto, suerte en su nueva andadura a Guillerme Vázquez.





Pontevedra Gana Peso Político

23 04 2009

Al margen de superdelegados y demás movidas localistas, en las últimas semanas, los movimientos entre políticos han sido notables. En la primera semana de abril, el gallego Pepiño Blanco se hacía con el control de la cartera de Fomento del gobierno central. Por otra parte, hace una semana, Alberto Núñez Feijóo tomaba posesión en su cargo de nuevo presidente de la xunta de Galicia. Estas caras nuevas al frente de la administración han traído consigo importantes novedades en lo que a nombramientos políticos.

Quizás el primero que se vio afectado fue el socialista Antón Louro, el diputado por la provincia de Pontevedra se vio obligado a dejar sus puestos de concejal en el concello de Pontevedra y de diputado en el parlamento nacional para entrar en el puesto de Delegado del Gobierno en Galicia, substituyendo a Manuel Ameijeiras en el cargo, quien pasará a trabajar en un puesto en el ministerio de Fomento. Sus substitutos serán en el parlamento, Luís Gómez Piña, concejal socialista en el concello de A Cañiza; y Ángeles Hermida o Julio Castela, con más posibilidades para este último, para su puesto en el concello pontevedrés. De esta forma, Louro se convierte en el máximo responsable del gobierno central en Galicia. Un gran paso en su carrera política y, esperemos, una decisión que ayude en la medida de lo posible a la ciudad de Pontevedra.

Por otra parte, los cambios políticos dentro del bloque nacionalista gallego señalaban con muchas posibilidades de convertirse en el nuevo portavoz nacional para del partido al concejal Guillerme Vázquez. Tras la derrota electoral, los cambios políticos dentro del BNG esperarán a un congreso nacional donde el concejal pontevedrés se ha postulado como candidato. Entre sus posibles competidores están el portavoz nacionalista en el parlamento gallego, Carlos Aymerich y el gran mito del BNG, Xosé Manuel Beiras. El próximo 10 de mayo se decidirá en el congreso nacionalista.

La derrota en las urnas no solo ha dejado tocado al partido nacionalista, sino que también al socialista. En este sentido, el partido socialista ha decidido celebrar su congreso gallego para elegir un nuevo responsable mañana mismo aquí, en Pontevedra. Se prevé la asistencia del nuevo ministro de Fomento, Pepe Blanco e incluso del presidente del gobierno, José Luís Rodríguez Zapatero.

Por último, con su victoria, Núñez Feijóo ha tenido que nombrar sus conselleiros, han sido 10, además de los innumerables altos cargos que ocuparan sus puestos a lo largo de los próximos meses. En cuanto a las consellerías, ha sido un pontevedrés el afortunado con la consellería de presidencia, Alfonso Rueda. Rueda, quien llegó a sonar como candidato a la alcaldía municipal para las pasadas elecciones, ha sido la mano derecha del ahora presidente de la xunta, y ahora se ve recompensado con esta consellería.

Además dentro de la maraña de nuevos altos cargos nombrados con el amparo de una nueva presidencia de la xunta, se prevén multitud de cambios en los próximos días.

Esperemos que todos estos cambios con políticos pontevedreses implicados, sean buenos para nuestra ciudad.





Extrapolando Resultados…

5 03 2009

El análisis de las pasadas elecciones sigue todavía siendo tema recurrente en muchos de los blogs que sigo, por lo que este no va a ser menos. Así que aunque en ningún momento se puede pensar que el voto es totalmente el mismo en unas elecciones nacionales, autonómicas ni locales, creo que sería interesante extrapolar los resultados obtenidos en el concello de Pontevedra para ver como, hipotéticamente, podría quedarse el, otra vez hipotético, reparto de concejales en el concello.

Recordemos antes de nada los resultados de las pasadas elecciones en el concello de Pontevedra: Partido Popular, 20.566 votos, casi 3.000 más que en las anteriores elecciones; Partido Socialista, 14.170 votos, perdiendo alrededor de 1.800 votantes, y Bloque Nacionalista, 7.623 votos, perdiendo 1.000 votantes.

A primera vista singulares resultados. Recordemos que en Pontevedra gobierna el BNG con el apoyo del PSOE, respectivamente con 7 y 6 concejales cada uno, por otra parte, en la oposición se encuentra el PP con 12 ediles.

Con la Ley D’Hondt en la mano y calculando en base a los resultados obtenidos hace menos de una semana, el concello cambiaría drásticamente su composición. El BNG, pasaría de 7 a 4 concejales; el PSOE subiría de los 6 a los 8 concejales; y el PP rebasaría la barrera de la mayoría absoluta para alcanzar los 13 concejales, lo que significaría que Telmo Martín sería el hipotético nuevo alcalde de Pontevedra.

Repito que este solo es un pequeño ejercicio de extrapolación sin sentido ninguno, pero que a veces da qué pensar. Aunque tampoco mucho. Si hubiésemos hecho esto con los resultados de hace un año en las elecciones nacionales, Teresa Casa sería la hipotética alcaldesa, gracias a los 11 ediles que habría conseguido y al apoyo de los 2 concejales que habría conseguido el BNG, contra los 12 que obtendría el PP.

Sigo diciendo, pura especulación. Lo único que parece algo claro, es la progresiva pérdida de votos de los nacionalistas.

En fin, las próximas elecciones en junio, sino recuerdo mal, al parlamento europeo. No tendrán nada que ver con las anteriores ni con las siguientes.





Nuevo Presidente de la Xunta

3 03 2009

Durante el día de ayer se celebraron las que han sido las octavas elecciones al parlamento de Galicia, es decir, a la Xunta.

Las elecciones se presentaban como una reválida a los 4 años de Partido Socialista y Touriño en San Caetano junto con su coalición con Quintana y el Bloque Nacionalista Gallego. Frente a ellos, un muy renovado Partido Popular que tras casi 20 años de Fraguismo presentaba un cabeza de cartel diferente a unas elecciones en Galicia.

Las encuestas a priori hablaban de unas elecciones más que reñidas, aunque la posibilidad de un cambio para volver a un gobierno de derechas en todo momento estuvo en la mente de muchos. A falta de unos días para el final de la campaña el partido popular veía abierta por primera vez la posibilidad de recuperar el gobierno.

De esta forma, las votaciones transcurrieron sin a penas sobresaltos, de forma que todos aquellos gallegos que así lo desearon pudieron ejercer su derecho al voto sin ninguna dificultad, a pesar de que sí se produjeron varios hechos curiosos, como el que sucedió en el colegio electoral de la plaza de Barcelos,  donde el presidente de una de las mesas en un error introdujo 3 papeletas en nombre de una misma persona.

Anécdotas a parte, a las 20 horas se cerraban las votaciones para dar comienzo al escrutinio oficial. Las encuestas a pie de urna aseguraban una noche de tensión en las sedes de los partidos, con la posibilidad de que el partido popular tanto ganase como perdiese un diputado, es decir entre 36 y 38 diputados, lo que significaría tanto el cambio como la consolidación  en la Xunta.

Destacaba la alta participación que llegó hasta casi un 70% del electorado gallego, la más alta que se ha vivido en el ciclo de elecciones gallegas.

Sin embargo, el recuento desde un primer momento daba a entender un cambio en el gobierno. Con los primeros datos del escrutinio los de Núñez Feijoo se disparaban hasta los 40 diputados. Una vez llegado a alrededor de un 20% se estabilizó la cosa en el que a la postre sería el resultado final, es decir, 12 para los nacionalitas de Anxo Quintana, 24 para los socialistas de Touriño y 39 diputados para los populares de Feijoo que se convertía en el nuevo presidente de la Xunta de Galicia.

Centrándose en la provincia, Pontevedra resultó junto con A Coruña, ser las provincias decisivas, donde el PP recortó escaños con respecto a las pasadas elecciones. En la provincia, el BNG conseguía 4 escaños gracias a un total de más de 94.500 votos. Por otra parte el PSdeG perdía un diputado por Pontevedra quedándose con 7 gracias a un total de poco más de 160.000 votos. Por último, el PPdeG conseguía la mayoría de votos y de escaños, con más de 256.000 papeletas y 11 parlamentarios.

Concretando todavía más, y observando los resultados en el municipio, el partido popular consiguió 20.566 votos, casi 3.000 más que en las anteriores elecciones; el partido socialista 14.170, perdiendo alrededor de 1.800 votantes, y el bloque nacionalista, perdía 1.000 votantes para quedarse en 7.623 papeletas a su favor.

En fin, que desde el próximo día 1 de abril, Alberto Núñez Feijoo será el nuevo presidente de la Xunta de Galicia, esperemos, como después de toda clase de elecciones, que sea para mejor.





De Promesas por Cumplir…

15 03 2008

Una vez digeridas las elecciones del pasado domingo, es momento de tomar nota sobre todas las propuestas que los ganadores han realizado para la ciudad de Pontevedra y para toda su provincia.

De esta forma, las principales promesas electorales de los socialistas para Pontevedra tienen que ver con las infraestructuras.

En la capital, la aprobación definitiva de la circunvalación será un proyecto prioritario para el nuevo gobierno. El presupuesto, en principio, será de 77 millones de euros. Una vez aprobado el trazado final de la circunvalación comenzará su construcción, la cual las previsiones dicen que no se finalizará en la legislatura presente.

Otra de las principales obras infraestructurales de la provincia serán las de la autovía A-57, que unirá Pontevedra con Vigo de forma gratuita, creando una alternativa a la autopista AP-9. Además esta autovía conectará con la A-52, autovía que conecta Vigo con Benavente de forma gratuita. En total unos 222 millones de euros de inversión en esta infraestructura.

En este mismo sentido, también hay una previsión de aumentar la capacidad del puente de Rande, que conecta Pontevedra con Vigo, con la posibilidad de crear un tercer carril para cada lado del puente. Aquí lo que habría que hacer es comenzar a licitar los estudios y crear el proyecto de ampliación del puente de Rande. Las previsiones dicen que esta obra puede durar más de 10 años y costar unos 200 millones de euros.

Además, también serán cuestiones a tratar la autovía del Salnés, la cual se prevé que entre en circulación este verano, la nueva autovía a Villagarcía, o la conexión del AVE con el norte de Portugal, claro está que antes que esta conexión debería llegar a Pontevedra y Vigo.

Seguro que me faltan muchas más promesas, pero sin duda estas serán de las más importantes.