Nuevo Presidente de la Xunta

3 03 2009

Durante el día de ayer se celebraron las que han sido las octavas elecciones al parlamento de Galicia, es decir, a la Xunta.

Las elecciones se presentaban como una reválida a los 4 años de Partido Socialista y Touriño en San Caetano junto con su coalición con Quintana y el Bloque Nacionalista Gallego. Frente a ellos, un muy renovado Partido Popular que tras casi 20 años de Fraguismo presentaba un cabeza de cartel diferente a unas elecciones en Galicia.

Las encuestas a priori hablaban de unas elecciones más que reñidas, aunque la posibilidad de un cambio para volver a un gobierno de derechas en todo momento estuvo en la mente de muchos. A falta de unos días para el final de la campaña el partido popular veía abierta por primera vez la posibilidad de recuperar el gobierno.

De esta forma, las votaciones transcurrieron sin a penas sobresaltos, de forma que todos aquellos gallegos que así lo desearon pudieron ejercer su derecho al voto sin ninguna dificultad, a pesar de que sí se produjeron varios hechos curiosos, como el que sucedió en el colegio electoral de la plaza de Barcelos,  donde el presidente de una de las mesas en un error introdujo 3 papeletas en nombre de una misma persona.

Anécdotas a parte, a las 20 horas se cerraban las votaciones para dar comienzo al escrutinio oficial. Las encuestas a pie de urna aseguraban una noche de tensión en las sedes de los partidos, con la posibilidad de que el partido popular tanto ganase como perdiese un diputado, es decir entre 36 y 38 diputados, lo que significaría tanto el cambio como la consolidación  en la Xunta.

Destacaba la alta participación que llegó hasta casi un 70% del electorado gallego, la más alta que se ha vivido en el ciclo de elecciones gallegas.

Sin embargo, el recuento desde un primer momento daba a entender un cambio en el gobierno. Con los primeros datos del escrutinio los de Núñez Feijoo se disparaban hasta los 40 diputados. Una vez llegado a alrededor de un 20% se estabilizó la cosa en el que a la postre sería el resultado final, es decir, 12 para los nacionalitas de Anxo Quintana, 24 para los socialistas de Touriño y 39 diputados para los populares de Feijoo que se convertía en el nuevo presidente de la Xunta de Galicia.

Centrándose en la provincia, Pontevedra resultó junto con A Coruña, ser las provincias decisivas, donde el PP recortó escaños con respecto a las pasadas elecciones. En la provincia, el BNG conseguía 4 escaños gracias a un total de más de 94.500 votos. Por otra parte el PSdeG perdía un diputado por Pontevedra quedándose con 7 gracias a un total de poco más de 160.000 votos. Por último, el PPdeG conseguía la mayoría de votos y de escaños, con más de 256.000 papeletas y 11 parlamentarios.

Concretando todavía más, y observando los resultados en el municipio, el partido popular consiguió 20.566 votos, casi 3.000 más que en las anteriores elecciones; el partido socialista 14.170, perdiendo alrededor de 1.800 votantes, y el bloque nacionalista, perdía 1.000 votantes para quedarse en 7.623 papeletas a su favor.

En fin, que desde el próximo día 1 de abril, Alberto Núñez Feijoo será el nuevo presidente de la Xunta de Galicia, esperemos, como después de toda clase de elecciones, que sea para mejor.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: