Memorable

3 08 2008

Prometía mucho la tarde de toros de ayer en Pontevedra. El cartel sonaba más que aceptable al juntar en el mismo al número uno del escalafón y a otro que lo será en un futuro, no se si muy lejano. José Tomás y Sebastián Castella dieron ayer una auténtica lección de toreo a todos los presentes en el coso de San Roque.

Con lleno hasta la bandera comenzó la primera tarde de toros en Pontevedra. El primero en salir al ruedo fue Juan Serrano “Finito de Córdoba”, torero en clara decadencia que, sin embargo, fue capaz de sacar un par de tandas más que aceptables al primero de la tarde. Sirvió como un pequeño aperitivo.

Tras esto saltó al ruedo el número uno. Con un toro más que aceptable, el de Galapagar consiguió una faena de auténtica importancia. José Tomás desplegó todo su repertorio, siempre en los medios, sin embargo, el  fallo con la espada, al realizar una estocada algo trasera, hizo que consiguiera una oreja de premio, bajo la más fuerte petición de segunda oreja que ha habido en Pontevedra. Si nadie lo remedia, me parece que por esta faena, José Tomás el año que viene recibirá otra vez el Manolete.

Tras la clase del maestro de Galapagar, saltó al ruedo el francés Sebastián Castella. El joven recogió el “pique” de la gran actuación anterior y no quiso ser menos. Castella se fue a por todo con su primero. Con grandes tandas de naturales consiguió una buena faena que fue premiada con un apéndice.

El cuarto de la tarde, segundo del lote de Finito de Córdoba, se puede decir que no sirvió para nada. Comentaba yo que era la típica faena de bocadillo y poco más. Un mal toro al que no se le pudo sacar más.

Y llegó el quinto, el desgraciado quinto. Tras saltar el toro al ruedo, durante el primer tercio, el astado rompió uno de sus cuernos. Sin embargo, el presidente de la plaza, por no fijarse bien en lo que debe, ni él ni sus ayudantes, no pidió el cambio de toro, con el consiguiente cabreo del público. Poco a poco este cabreo fue a más ya que se al ponerle las banderillas al toro el reglamento ya no dejaba cambiar de res. Sin embargo, ante el clamor popular, el presidente con una falta de conocimiento del reglamento decidió retirar al toro a toriles. Cuando se iba a producir esto, tras un fallo de entendimiento, la puerta del ruedo se abrió, pero la de toriles no, por lo que el torilero, José María Muñoz, fue embestido y corneado. Gracias a Dios el parte médico dice que a pesar de la gravedad de la cornada el torilero está fuera de todo peligro.

Tras esta desgracia, saltó el sobrero al ruedo. Con una complexión poco ortodoxa, el toro al final acabó cumpliendo. José Tomás tuvo que remar contra corriente para subir los ánimos de una plaza tocada por el fallo de su torilero. Sin embargo consiguió remontar todo y volver a meter en faena a una plaza totalmente entregada. Todo ello le sirvió para obtener dos orejas, quizás excesivas para esa faena, pero que también, quizás compensaba con la anterior.

La tarde la cerró Castella. Totalmente entregado, el francés consiguió realizar una faena digna de mención. Con un toreo en redondo y varios pases de espaldas, el francés hubiera conseguido 2 orejas si no llega a fallar con el estoque y con la puntilla. Finalmente consiguió una oreja que junto con la de su primero conseguía abrir la puerta grande.

En general gran tarde en Pontevedra, con unos toros de los que se esperaba poco, pero que sin duda rindieron, y con 2 faenas dignas de recuerdo en la memoria de los aficionados pontevedreses.

Gracias a Burladero.com tenemos también un pequeño resumen de la tarde en este enlace.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: