El arte torero o José Tomás

5 08 2007

Con un lleno hasta la bandera, el reloj del coso de San Roque marcaba las siete de la tarde de ayer sábado 4 de Agosto. Al mismo tiempo se presentaba la terna de toreros y sus respectivas cuadrillas en la arena de la plaza y, por tanto, daba comienzo la feria de la Peregrina 2007.

La terna, ya más que conocida, la formaban el colombiano César Rincón, José Tomás y el joven Sebastián Palomo Danko, que tomaba la alternativa.

 

Como toda toma de alternativa, el nuevo torero comenzaba la lidia del primer astado de la tarde y tras el tercio de banderillas, se daba la toma de alternativa, ya que César Rincón, como padrino, le entregaba los útiles del toreo a Palomo para que este matase a su primer toro, todo ello delante de José Tomás como testigo de lujo. Tras eso se daba el momento más emotivo de la tarde cuando Palomo Danko brindaba su primer toro a su padre el famoso torero, ya retirado, Palomo Linares, que por cierto estaba mucho más nervioso que su hijo. De esta forma Palomo Danko comenzaba a torear a su primer toro. Consiguió sacar un par de buenos pases, pero la verdad que el toro no daba para mucho más. Quizás pudo haberle sacado algún pase más pero desistió. Tras un primer pinchazo, en su segundo intento consiguió meterle el estoque al toro, eso sí, de una forma muy ladeada por lo que no tuvo más remedio que dar un gran puntillazo con el cual el toro cayó a la arena fulminado. Ovación y merecida vuelta al ruedo, aunque hubo petición de oreja, la verdad que no la merecía. Tras esto llegó el primer toro de Rincón. Tras la devolución de los útiles por parte de Palomo, como manda el reglamento taurino, comenzó a torear su toro, otro mal toro, como todos, al que no consiguió sacarle nada, tampoco tenía mucho que sacar repito. De todas formas mató mal y no consiguió más que una simple ovación y saludo en el centro de la plaza.

Pero tras esto bajó de los cielos el Dios de esto de los toros, o sea, para el que no lo sepa José Tomás. Le soltaron de toriles otro mal toro, pero eso le daba igual, tras brindar el toro a toda la plaza, comenzó el verdadero espectáculo de la tarde. Con esa elegancia que le caracteriza, el de Galapagar demostró el porqué de lo del “Dios del toreo”. Comenzó a dar muletazos, a jugar con el toro, a enseñar y esconderle la muleta al toro, a hacerle esos desplantes que el solo sabe, a enseñarnos a todos lo que es el torero de calidad y la elegancia. Tras el espectáculo del toreo llegaba la hora de matar. Tras un pinchazo, se dispuso de nuevo a matar y consiguió dar un estocazo de los que pocas veces se ven la verdad. Tras meterle el estoque el toro tardó menos de diez segundos en caerse a la arena de San Roque. Fue increíble. Tras ello como no, petición desaforada de las dos oreja para el diestro, concedidas por el presidente, no sin pensárselo más de una y dos veces, como es costumbre en él. Vuelta al ruedo y dos orejas, puerta grande asegurada para el de Galapagar. Una de las mejores lidias que se han visto en Pontevedra en los últimos años.

Para la segunda parte de la corrida se reorganizó el orden normal de la tarde, y así Rincón lidió su último toro en Pontevedra. Una pena la verdad. Lo hizo mal y se acabó retirando bajo pitos. De todas formas tampoco hizo mucho por remediarlo ya que ni siquiera brindo un toro a los tendidos. Tras el colombiano, regresó de nuevo la magia del diestro de Galapagar, y con él volvió el arte a la arena. De nuevo su elegancia y si templanza fueron decisivas y consiguió esta vez con muchísimo más mérito sacarle varios pases a un toro mucho peor que el anterior. De todas formas, en la suerte de matar, pinchó un par de veces y aunque en su tercer intento dejó una media estocada no consiguió más que una fuerte ovación y un saludo desde el centro de la plaza. Para rematar la tarde, entraba en juego de nuevo Palomo Danko, pero de nuevo los toros no permitieron sacar nada productivo. De todas formas de nuevo el estoque falló y tras varios pinchazos acabó por descabellar al toro. Eso sí hay que destacar sobretodo en esta última actuación lo incomprensible de los pitos que a veces suenan en San Roque por parte de alguno que no se si van a los toros a verlos o a emborracharse, ya que antes de entrar a matar, Palomo Danko estaba cuadrando al toro y en ello, digamos que utilizó más tiempo del que debía y por ello comenzaron los pitos de estos cuatro impresentables. Debido a eso las prisas se apoderaron del torero lo que hizo que pinchara varias veces.

Tras esto se retiraron tanto Rincón como Palomo con una ovación y José Tomás abrió por primera vez en esta feria de la Peregrina la puerta grande. Esperemos que no sea la última.

Resaltar la ínfima calidad de la ganadería extremeña “El Torreón” la cual no demostró nada bueno, incluso algunos toros fueron despedidos con pitos.

Como última curiosidad, destacar la presencia en San Roque de varios políticos, entre ellos Mariano Rajoy y el ex-presidente de Colombia Andrés Pastrana, también estuvieron por allí otros famosos como el torero Espartaco.

Por último felicitar a los Lozano por el sistema de pulverización que instalaron para que no se notara tanto el calor que domina la plaza. Un gran acierto.

Mas fotos de la tarde aquí.

Anuncios

Acciones

Información

One response

22 09 2008
ELMATADOR

VENGA SEBASTIAN A TRIUNFAAA COMO TU PADRE, TE DESEAMOS LO MEJOR
Y ARRIMARSE Y MONTARTE A LOS BURELES… A CORTAD LAS OREJAS Y RABOS ESPERAMOS ESO DE TI BUENA SUERTE SEBASTIAN QUE DIOS TE BENDIGA.HALA
El Matador
E.C.V.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: